Una sensación se interpone en mi mente: “miedo”. Y yo me pregunto… ¿Miedo a qué? Tal vez sea miedo a vivir, tal vez sea miedo a morir, o tal vez sea miedo a la existencia… Me conformo con pensar en que tengo miedo al engaño.

Ya quedan pocos días para que comience nuestra “Salvación”. Si tienes ganas de sentir el miedo florecer en tu piel y de vivir una  auténtica noche de terror, no te lo pienses más; aún estás a tiempo de adquirir tu entrada. Os dejamos nuestro segundo “teaser” para ir esclareciendo vuestras ideas. ¡Nos vemos el 19 de agosto en La Victoria!