NocheZ Episode 2: Panda Games

Participantes

Supervivientes

Horas de juego

Tras todo lo acontecido en “El desastre de Redox”, los supervivientes estaban divididos, pues no todos creyeron las palabras de Panda. Algunos de los supervivientes fueron pagados para huir con él y seguirle en su “Revolución”, otros, en cambio, fueron directamente secuestrados, como fue el caso de la pobre Nadia… Sin embargo, gran parte de ellos decidieron respaldarle, algunos maravillados por los ideales de la “Revolución” y del nuevo mundo…, y otros movidos por el miedo ante tan carismático personaje. Sin embargo, los planes de Panda no marcharon como él había planeado. Isaac Loipes se interpuso en su camino y huyó con los datos que él ansiaba, mientras que Nadia, una de las científicas que secuestró, se negaba a obedecerle. Cada vez hubo más voces discordantes entre sus seguidores, sobre todo, entre aquellos que lo seguían por miedo. Incluso Rata, su mano derecha, empezó a cuestionarse sus métodos, viendo el infierno que estaba pasando Nadia, la científica que él mismo raptó por órdenes de Panda. A pesar de ello, la “Revolución” de Panda había comenzado y, para que esta no fracasara, el enmascarado tenía que acallar esas voces que no hacían más que cuestionar su liderazgo. Así pues, Panda pensó en un método para acabar con esa discordia entre sus hombres, un método para hacer que solo aquellos fieles a la “Revolución” le siguieran, un método para que solo los más fuertes le fueran fiel. Usando todo lo que consiguió en Redox, este pudo reproducir una variante del protovirus, y comenzó a reunir infectados en un refugio llamado “Player Factory”, el cual, él mismo poseía en Córdoba. También encontró a Salvador, un carismático personaje que, tras ver lo sucedido el 5 de noviembre, comenzó a causar revuelo en los sitios más oscuros de internet. Panda le ofreció unirse a sus filas, pues veía que sus ideales podrían ser capaces de aplacar a aquellos que lo cuestionaban. Con todas las piezas colocadas en el tablero, Panda ya tenía preparado lo que más tarde se conocerían como los “Panda Games”, donde pondría a prueba a todos sus seguidores.

Panda convocó a todos sus seguidores el 21 de enero de 2017 en el refugio de “Player Factory”. Todos fueron llegando, sin saber qué les esperaba; al mismo tiempo, Rata y los Budistas Malditos acudieron a la llamada de inmediato, mas, lo que no sabían es que incluso ellos serían puestos a prueba. Cuando todo el mundo había llegado, Panda hizo el gran anuncio: comenzaban los “Panda Games”. Durante toda la noche serían puestos a prueba física, mental y emocionalmente. Durante toda la noche tendrían que ir más allá de sus límites y demostrar su afinidad a la “Revolución”. Y durante toda la noche, sus vidas estarían en juego. Las caras de los participantes se llenaron de asombro y, antes de que pudieran reaccionar, Panda los encerró a todos y soltó a algunos de los infectados. Todos corrieron despavoridos, encarcelados como corderos bajo la atenta mirada de un voraz lobo. Todos sabían que si no seguían el juego de Panda, esa noche morirían. Rata, los Budistas y Salvador gozaban de un puesto privilegiado, y ellos podrían poner a prueba a los supervivientes… Panda observaba desde la lejanía cómo todos luchaban por sobrevivir, cómo algunos perecían, cómo se traicionaban, y cómo algunos se alzaban sobre el resto como auténticos supervivientes.

Pasaron las horas, y en mitad de la noche, Panda hizo un llamamiento y, al ver que muchos de aquellos que le cuestionaban habían perecido, decidió hablarles un poco de su pasado, de la historia que le hizo llegar a donde estaba, que le llevo a luchar por los oprimidos y a ver que el mundo se regía por una simple regla: “el fin siempre justifica los medios”. Tras las pruebas finales, Panda decidió dar el broche final a la noche, con una pequeña sorpresa, y así, este trajo una bomba que, si no la desactivaban a tiempo los supervivientes, todos morirían, incluido él. Rata, ante el miedo a la muerte, decidió revelarse, y golpeó a este hasta obligarle a decir el código para desactivarla, pero solo Salvador conocía este código, y este, se lo había dicho a aquellos que él consideraba más aptos, a aquellos que consiguieron sobrevivir a toda la locura de Panda. Los supervivientes consiguieron desactivarla, sin embargo, todo fue una treta de Panda. La bomba no explotaría, no aquella noche… Panda quería poner a prueba a Rata y comprobar su lealtad, prueba que no consiguió superar. El enmascarado despojó de sus privilegios al que hasta entonces era su mano derecha, quien se fue junto con Nadia, condenando sus vidas a estar siempre huyendo de él. Panda, orgulloso de sus nuevos seguidores, los nombró los artífices de la “Revolución”, y anunció que pronto volverían a atacar Redox y a todos aquellos que se opusieran al nacimiento del nuevo mundo.

21 Enero 2017

Player Factory, Córdoba